Canal RSS

El Maligno y Trimilenaria (annotated)

Publicado en

(post al post)

Hay veces que el suspiro que son las azoteas de mi curro hace que se queden cortas. Y en este caso creo que el tema merece abundar un poquito. Yo vivo en una ciudad de ‘belleza decadente’ en uno de esos barrios llenos de ‘tipismo’ -es decir, populares y decadentes-. Así que, puedo decir con más conocimiento de causa que la mayoría que el concepto ‘belleza decadente’ es un depurado invento del Maligno.  No sé cómo les irán las cosas en Venecia -bien capaces son de haber mantenido las, de nuevo, decadentes y bellas fachadas y haber tirado y rehecho todo lo de dentro, dando cobijo a impecables lofts-. Pero en Lisboa y en La Habana me da la intuición de que las cosas deben ser bastante similares a lo que ocurre en Cániz (aka Trimilenaria).

‘Belleza decadente’ es tener basura y cucarachas por las calles, alguna rata despistada, casas apuntaladas -tener una finca a punto de caerse al lado de la tuya es tela, pero tela de encantador, y auténtico, y shabby-chic y esas cosas-, ancianos en bloques sin ascensor y sin cuarto de baño propio, esquinas meadas y paredes pintadas. En fin, ¡lo que cualquiera querría!

Llamar a todo eso ‘belleza decadente’ roza la pornografía. Es un insulto (ejemplo). De hecho, yo que sólo suelo cabrearme en la intimidad -como otros hablan catalán-, recuerdo un memorable desayuno que le di a una pareja precisamente catalana, en Lisboa, en cuanto pronunciaron las dos nefandas palabras: ‘Lord Byron haciendo la ruta pija por el tercer mundo europeo hizo mucho daño -sé que les solté-. Que esto no es un escenario. Que aquí vive gente, ¿eh? Mierda puta. Abuelas que no pueden salir a la calle porque no tienen ascensor, con goteras en el dormitorio y un cubo por cuarto de baño. Belleza decadente, ¿por qué en vez de construir, no se arreglan esas fincas? ¿dónde han metido los putos fondos Feder? Porque vosotros vivís en otro universo y no lo sabéis, pero yo sí’.

Y me dieron la pastilla  y me sacaron de paseo, y ya.

(azotea del día)

PARA mí, el Paraíso está en las antípodas de los 35 grados y la superpoblación estival. Siempre he sido muy rara, ya saben. Tal vez por eso, lo que entiendo como “calidad de vida” es incompatible con una tasa de paro digna de Gaza.”Entorno privilegiado” tampoco tiene nada que ver con la dejadez y la basura orgullosamente expuesta. Pero, esperen, ¿cómo se llamaba a eso… ? ¡Ah, sí! Belleza decadente. Esa que se inventó (#genio, #aplauso) el relaciones públicas de Venecia cuando se dio cuenta de que tenía que reflotar un tesoro que se hundía, y que se aplicó en cuanto se pudo a Lisboa y La Habana y, también -oh, sorpresa- a Trimilenaria. ¿Para qué lanzarse a fondo en invertir en patrimonio -en los viejos buenos tiempos de caja fácil- si el turista viene igual aunque todo se caiga a pedazos? Como falacia, me descubro ante el Maligno. Vivan tres meses en la belleza decadente. Verán qué risión.

(Publicado en Diario de Cádiz)

»

  1. ¿Y todo el arte que desborda los poros de los habitantes profundos de trimilenaria? Vale, es un 99% transpiración y un 1% inspiración, pero… ¿Y ese 1%?

    (No me pegues)🙂

    Responder
  2. (Línea menos cuatro, tilde en “qué”).

    (Sorry, alma de corrector, me han dibujado así).

    Responder
  3. Gracias!🙂

    Responder
  4. Por cierto.

    Uno de los buenos y viejos me contó lo del lingotazo de Jack Daniels.

    Con lo mal que eso sienta… se agradece.

    Responder
  5. Pingback: Casa tomada | cuerdas desatadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: