Canal RSS

Terapia alternativa

Publicado en

El ser humano es un pobre y desgraciado ser que, en cuanto enciende una cerilla -como decía alguien-  lo único que consigue es descubrir, aterrado, el alcance de la oscuridad que le rodea. Pero, en ocasiones, la necesidad de una cerilla se hace acuciante -algo que han sabido y de lo que se han aprovechado todas las religiones a lo largo de la historia- y caemos de rodillas ante su luz temblorosa. Es entonces cuando le ponemos velas a San Judas Tadeo aunque no estemos bautizados, acudimos a dudosos sanadores esperando milagros o pedimos la extrema unción en nuestro lecho de muerte, como Voltaire, tras una vida de rampante ateísmo.

Bien, en una nueva marca en el que está siendo mi cochiquero descenso a la más absoluta ignominia, esta semana he acudido a una misteriosa tarotista alemana. Pagándole, apunto. Desplazándome de ciudad, apunto. Gustosamente, apunto.

-Tú tienes… una grrran sensibilidad -afirmó, nada más sentarme y darle la vuelta a la primera carta.

-Pues…

-Una gran sensibilidad parra lo oculto… Tienes todos los canales abierrrtos.

En el contexto en el que nos hallábamos, esa frase -como todo buen seguidor de Freaker sabe- indica que soy, en efecto, un émulo de Allison Dubois. Ir a una bruja para que  esté a punto de sugerirte montar el chiringo a medias tiene su punto de chiste desesperado.

-Posees un don para la videncia y otrrro extrraordinarriamente fuerte para las escuchas. A veces, oyes voces.

(Increíble ver cómo unos llaman don lo que otros definirían como neurosis, esquizofrenia y alucinaciones. Pero mejor pensar en positivo)

-En ti hay una dicotomía muy grrande entre tu lado racional, que se niega a aceptarrr este don, y tu subconsciente, que sabe qué es lo que tienes que hacerrr. De hecho -continuó la mujer, sonriente-, ahora mismo te acompañan varias fuerrrsas. Y una de ellas, es una fuersa oscura, un espíritu que habremos de invitar a que se vaya.

-Pero… ¿cómo se te pegan los espíritus oscuros? ¿Como el que pilla una cistitis?

-Los espíritus oscuros son simplemente perrrsonas fallecidas… que entienden que han dejado algo por hacerr en este mundo y se acercan a las perrsonas con mayor sensibilidad para trrratarrr de haserles llegarr así… su… mensaje

No se me confundan. La tipa era muy animosa y encantadora y dedicaba todos sus esfuerzos a afrontar las cosas de la forma más luminosa y constructiva posible. Todo aquello era como una terapia no agresiva, en definitiva, con velitas e incienso y piedrecitas de colores.

-Ahorra -me dijo, al final de la sesión, sabiendo que aquel era el momento estrella Más-allá-de-lavida que todos, los espíritus y yo, habíamos estado esperando desde el inicio de la sesión-, vamos a expulsarr al espírrritu que tienes a tu espalda. Cierra los ojos.

Y cuando cierras los ojos, y te dicen que respires profundamente, y que te imagines rodeado de una luz blanca y no sé cuántas cosas más, no puedes evitar pensar, visualizar. Y yo  no pude más que imaginar, de modo muy evidente, al poltergeist que tenía subido en la chepa: una sombra con forma antropomorfa unida a mi espalda por un pedazo de él mismo, una especie de palo o cordón umbilical extraño.

Y entonces, fue cuando la tipa susurró:

-Ese espíritu oscuro está unido a ti por una especie de palo o garfio, a una altura… hacia la mitad de la espalda.

-‘No jodas, ¡que en ocasiones veo muertos!’ -es el pensamiento inevitable que cruza la mente de cualquiera ante una casualidad semejante.

Inaudito.

El espíritu -como era de esperar, ante esas órdenes pronunciadas con contundencia bávara- salió corriendo por patas. Y, a partir de ese instante, la angustia desapareció. No la tristeza, ni la preocupación, claro. Pero sí la losa, la angustia. Una piedra de molino colgada al cuello que, de repente, se había deshecho como arenisca. ¿Por qué? Ni idea.  Pero, como apunta el Profesor Franz, si la humanidad lleva miles de años realizando rituales de limpieza varios a través de chamanes, sacerdotes y brujas de los cinco continentes, será porque sirve de algo. Debe activar algún resorte en nuestro subconsciente que, en el momento adecuado, da con la tecla. Es capaz de eliminar la pena negra.

-Al final, lo de mi amiga era un espíritu maligno unido a ella por un gancho -le comenta a su mujer, que es loquera, un compañero del trabajo-. Pero ha ido a una tarotista y ya está mejor.

La mujer, que debe tener una concepción de su profesión como yo la tengo del periodismo, asintió, convencida, y le dijo:

-Me parece estupendo. Mucho mejor que diez sesiones con el psicólogo.

Y lo cierto -y terrible- es que llevaba razón.

»

  1. Er, esto…

    No puedo. Lo siento. Con estas cosas no puedo.

    Cierta persona que yo conozco (Y Usted también, de lejos) llevó a su hija a una tipa así, de muchas erres, para ver si conseguían aliviarle los problemas de piel atópica que la niña arrastra casi desde que nació. La teutona le puso unas muñequeras y tobilleras a la niña, conectadas con unos cables a una computadora. En la pantalla apareció una barrita de esas que se van llenando (como cuando descargas algo de la red), y debajo ponía “SCANNING AND REPARING GENES”. Para tirarla por la ventana. A la computadora también, sí, pero sobre todo a la alemana.

    La superchería (que no tiene otro nombre) “funciona” desde hace milenios porque LOS HUMANOS SOMOS GILIPOLLAS. No hay otra. Lo siento.

    Responder
  2. No lo estoy validando. Sólo estoy diciendo que, por algún motivo que ni yo misma sé decir, a mí me sirvió. Soy la primera sorprendida. Pero la explicación del Profesor me parece bastante plausible para explicar estas cosas.

    Responder
  3. Será verdad o sugestión, pero hay que congratularse que las crisis no hayan afectado a su capacidad escribidora, que de nuevo vuelve a deleitarnos con esta pieza. De todos modos, con lo malo que está todo y en especial el antaño sacrosanto periodismo, no está de más explorar esas capacidades ultrasensoriales por si en un futuro le podemos sacar un beneficio económico. Abrazos y besos.

    Responder
  4. Lo que dice Alcancero no es mala idea. Igual por ahí podrías encontrar una salida laboral, que la cosa está muy malita. También me uno a él en la congratulación por que vuelvas a escribir.

    Y en cuanto a la experiencia bávaro-tarotista… lo de las fuerzas que te acompañan y los espíritus oscuros me ha dado mucho yuyu. En esas cosas ni creo ni dejo de creer, pero sí les tengo respeto, así que prefiero no acercarme a nadie que pueda decirme que me acompañan fuerzas oscuras unidas a mí por un garfio, la verdad, pero si te ha funcionado, te ha aliviado de la angustia y te sientes mejor, me alegro mucho😀 Cuídate. Besos.

    Responder
  5. Sí, siempre he pensado que ganaría más de bruja.Y en fin, @Mninha, qué te voy a contar. Las cosas no son cómo me gustarían, pero intentaremos no sucumbir. Con un poco de azúcar y esa píldora que nos dan😉

    Responder
  6. Lamentablemente la Psicología practicada por licenciados universitarios en todo el Occidente tiene la misma base científica que el chamanismo mongol, el sacramento de la penitencia de los católicos o el tarotismo ejercido por señoras que arrastran las erres al hablar. O, por decirlo de otro modo, es tanto lo que ignoramos sobre la mente humana y sus trastornos que cualquier ritual de sanación, por disparatado que nos parezca, que obtenga resultados positivos en un doliente ha de ser bienvenido. Sin que esto suponga otorgarle ni remotamente categoría de terapia científica.

    Responder
  7. Ahí le ha dado, Herr Profesor. Tampoco me queda más remedio que coincidir con su diagnóstico.

    Responder
  8. Y no es Usted, por cierto, la primera persona que me dice que algo de ese… mmm. ámbito funciona. Además son personas cuya opinión, como la suya, es digna de ser tenida en cuenta. Lo que me encantaría (deformación profesional) es saber por qué funcionan (aunque solo lo hagan a veces).

    Responder
  9. Si los pacientes recurren a métodos mágicos puede ser por dos razones: por ignorancia y/o fanatismo, o porque realmente no exista ningún método científico eficaz, y por tanto da igual uno que otro. Ir a una tarotista alemana para tratarse una úlcera de estómago puede ser irresponsable, pero para la dolencia de nuestra querida hermanastra la ciencia aún no tiene un fármaco cuya eficacia haya sido demostrada en ensayos clínicos.

    Y dice usted que le encantaría saber por qué funcionan estos métodos alternativos. Y yo le voy a reconocer que a los fármacólogos nos encantaría saber por qué mecanismos actúan los medicamentos que usamos para tratar (con buenos resultados incluso) algunas enfermedades mentales. Porque no tenemos ni idea. Uso empírico, que decimos nosotros.

    Responder
  10. La Virgen Santa.

    Responder
  11. Pingback: Los dinámicos chicos de wordpress « cuerdas desatadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: