Canal RSS

Kraken contra Kaken I

Publicado en
A Irlanda la dividen, desde antiguo, en cuatro regiones principales: UIster, Munster, Leinster y Connaught.

En algún lugar leí que los reyes de Irlanda, sin embargo, no eran cuatro sino cinco: había un quinto rey que gobernaba sobre el mar, sobre el océano y sus islas. Un reino nada desdeñable durante siglos. Del mar se sacaba sustento. A veces, mucho sustento. Hay islitas diminutas en Irlanda, pecas sobre el mar –sólo en la bahía de Clew se contabilizan 117-.Y está también la isla de Achill, inmensa, casi pegada a tierra. Y las islas de Arán. Y las Skelling. Y las Blasket. Y Clare Island. Y Rathlin Island.

El padre de nuestra arpía ostentaba semejante título. Su clan, el de los O´Malley, se jactaba de vivir con un pie en el patatal y otro sobre cubierta -el lema de su escudo de armas reza: Terra Marique Potens-. Controlaban el territorio costero del condado de Mayo y las islas exteriores. Gravaban a todos aquellos que faenaban en las costas irlandesas y ofrecían, incluso, un sistema de guía y protección a aquellos que se aventuraban por las indómitas aguas del norte –las mismas que se tragaron a la Invencible- que guardaba sospechoso parecido a las actuales técnicas de protección de la mafia calabresa. Y comerciaban, además, con España y Portugal: una actividad rentabilísima, pero ilegal según la ley inglesa.

Cuando Grace nació, en 1530, reinaba Enrique VIII y su padre, Owen O´Malley, se había hecho con el control del clan. Se cuenta que adquirió su mote, `Grainne Mhaold’ –La Calva – cuando, ante la negativa de su progenitor a acompañarlo en alguna travesía, y en un gesto repetido por las heroínas románticas de todos los tiempos, Grace se cortó la melena, dispuesta a parecer un chico. Por esa época, también se dice, cometió su primer asesinato: saltando por detrás de un soldado inglés que iba a atacar a Owen.

Resulta romántico pensar en una hermosa reina pirata a lo Geena Davis, de cabellos rojos al viento y mirada rugiente. El sentido común impulsa más bien a imaginar a Grace como una machorra: no sólo gobernaba sus propios barcos y era ducha en las artes marítimas –barcos del XVI, mar de Irlanda, nada que ver con un yate sofisticado en una cala mallorquina- sino que resultaba imbatible en la lucha cuerpo a cuerpo. A la muerte de su padre, se impuso a sus hermanos y a sus parientes masculinos. Y me da la sensación de que no serían precisamente una panda de alfeñiques debilitados por ataques de asma.

A los 16 años, Granuaile, la Calva, se convirtió en la esposa de Donal an Chogaidh O´Flaherty –conocido, en su casa y más allá, como Donald de las Batallas-. Un matrimonio de carácter político convenido por ambas familias. De esa unión nacerían tres hijos: Owen, famoso por su afabilidad y buen talante, sería asesinado a los treinta años por los hombres de Richard Bingham –archienemigo de Granuaile-.
Su única hija, Margaret -a veces llamada Maeve- fue fuente de constantes frustraciones para su madre, que la consideraba ‘demasiado femenina’. Margaret se casó y tuvo muchos niños. Esposo y suegra tendrían tan buena relación que, en una ocasión, éste llegó a salvarla de la condena a muerte.
El tercer hijo, Murrough, se convirtió en la joya de la familia. Tenía el carácter belicoso del padre y ostenta el gran mérito de haber pasado a la historia, ya desde esa época, como un misógino de cuidado. Consideraba a las mujeres criaturas inferiores. A su madre, la ignoraba. A su hermana, la tenía molida a palos. Hay fuentes que afirman que llegó a traicionar a su familia y se unió los ingleses tras la muerte de Owen.
Además de tener niños, durante esos años Granuaile se dedicaría a hacerse con su propia comandita y a liderar sus propias expediciones.
En una de estas razzias, Donal, su esposo, se hizo con el Castillo del Gallo, un fuerte perteneciente al clan Joyce. Sus legítimos propietarios, por supuesto, intentaron recuperarlo. Pero Grace lo defendió de tal manera que terminaron asumiendo que era imposible recuperar la plaza. A partir de entonces, el lugar pasó a llamarse Castillo de la Gallina.

Un par de años más tarde, serían los ingleses quienes intentarían el asalto. Como respuesta, Grace fundió el plomo del tejado y lo arrojó sobre los atacantes.

A la muerte de su esposo, Grainne decidió regresar con su familia.
Y, con ella, se llevó a su miríada de seguidores.
Su padre le había cedido el castillo de Clare Island , posesión que la convertía en líder indiscutible de la familia. Con Clare Island como punto fuerte, ella y sus hombres pudieron continuar a sus anchas con sus ‘negocios’. El castillo de Claire disfrutaba de una situación perfecta para el avistamiento de barcos. Una vez interceptada la nave, Granuaile se dedicaba a jugar con ella al truco o trato. O, dicho de otra forma, practicaba la extorsión pirata: ‘O me das una parte de lo que llevas, o mis 200 fornidos y desesperados hombres y yo lo cogemos todo. Y créeme, tú no quieres que yo lo coja todo’.

(Semejante práctica era, al cabo, la que había hecho ricos a inocentes criaturas como sir Walter Raleigh y sir Francis Drake)

En 1566, O´Malley se casaría de nuevo con Richard-an-Iarainn Burke. Y se ve que la mujer jamás había oído hablar de la ley de la compensación, porque le gustaban guerreros: el mote de este hombre era ‘Richard de Hierro’ ya que, al parecer, siempre llevaba puesta una cota de mallas. Richard Burke era dueño del castillo de Rockfleet, cerca de Newport y tenía su propia cuadrilla de desesperados.

Según la tradición, su matrimonio se celebró bajo la ley celta. Una modalidad que obligaba a la pareja a permanecer junta por un año y un día y, si la unión no funcionaba en ese tiempo, el matrimonio podía disolverse. Se dice que transcurrido el periodo de prueba, O´Malley devolvió a Ricardo de Hierro a la tienda y se quedó con el castillo, el chalet y el coche. Pero lo cierto es que ambos vivieron juntos durante mucho tiempo, hasta la muerte de él.

Rockfleet siguió perteneciendo al clan O´Malley durante siglos y hoy en día está abierto al público. Tuvieron un hijo, Tibbon Burke, llamado Tiobóid Na Long (Tibbon el de los Barcos), que llegaría a ser vizconde de Mayo. De este parto es del que se cuenta una de las anécdotas más famosas de Grainne. Al parecer, la mujer dio a luz durante uno de sus viajes ‘comerciales’ a España. Estaba recién parida, con el niño prendido en el pecho, cuando el barco fue atacado por unos piratas turcos. Ante la posibilidad cierta de que su tripulación –y ella misma, y su descendencia- terminará convirtiéndose en merienda de negros, Grainne se levantó, farfullando algo que sonaría parecido a ‘Ghe- caihmalon-O- doahnahir’ –si quieres algo bien hecho, hazlo tú mismo- y se unió a la defensa del barco. Al verla sobre cubierta, cabreada y andando zamba, los hombres se acojonaron, sacaron fuerzas de flaqueza y se merendaron ellos a los moros.

Otra de las famosas leyendas achacadas a la pirata tuvo lugar en Howth Castle, en 1576. Animada por un ataque de gorronería, durante un viaje a Dublín, O´Malley trató de realizar una visita al castillo. Al llegar, se le comunicó que la familia estaba cenando y las puertas del castillo, cerradas. Considerándolo una ofensa –era, en efecto, una grave ofensa, según la costumbre gaélica- raptó al hijo y heredero del duque. El tipo fue liberado bajo la promesa de que el castillo mantendría siempre las puertas abiertas para las visitas y que tendría dispuesto el servicio para un comensal más en todas las comidas –los actuales descendientes del barón, la familia Gaiford St. Lawrence, siguen cumpliendo hoy día el juramento-.

En 1583, Richard, su esposo, murió. Grainne marchó con sus hombres a Rockfleet Castle, propiedad de su marido, y se estableció allí a lamerse las heridas. Nadie osó molestarla.

Un comentario »

  1. Ostias. Mucho que leer.

    Thanks.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: